Hoy os traigo un post súper chulo, y diréis, ¿Por qué? Sencillamente porque os paso varias recetas dulces hechas tan solo con dos ingredientes. Algo rápido, fácil y muy económico.

Comenzamos!

TARTA DE CARAMELO

Una receta súper fácil y económica. Solo necesitas azúcar y claras de huevo. Lo primero de todo es montar las claras (entre 8 y 10 claras) a punto de nieve. Lo ideal es comprar una botella que te da para bastantes usos. Por otro lado, ponemos el azúcar en la sarten para hacer caramelo. Cuando esté listo, se pone en el fondo del molde y se cubre con las claras montadas.

Calentamos el horno y lo ponemos al baño maría (cubriendo la bandeja con agua) a 150 grados durante 40 minutos.

Puedes sustituir el caramelo por el ingrediente que más te guste, como por ejemplo, chocolate, fresa, manzana…. Basta con ponerlo en el microondas hasta que se derrita o al baño maría y verter por encima cuando esté terminada.

GALLETAS DE PLÁTANO

Unas estupendas y deliciosas galletas, que además, son muy saludables. Hay muchísimas formas de hacerlas y puedes cambiar los ingredientes para no aburrirte tantas veces como quieras.

Solo necesitas harina de avellana, almendras o avena, que tienen cierta consistencia y el ingrediente que más te apetezca. Hoy lo haré con plátano.

Ponemos en un bol los plátanos (que no estén maduros), los machacamos y mezclamos con la harina. También se puede hacer en un procesador.  La masa tiene que tener cierta consistencia para poder darle forma, si vemos que ha quedado muy cremosa y se pega en las manos, añadimos un poco más de harina y listo!.

Mientras calentamos el horno, vamos haciendo bolitas y aplanando. Las colocamos en una bandeja y a 180 grados hasta que se doren, aproximadamente una media hora. Las dejamos enfriar antes de tomar. No sabéis lo ricas que están.

HELADO DE CHOCOLATE BLANCO Y GALLETAS OREO

Derretimos el chocolate blanco en el microondas o al baño maría, mientras en otro bol troceamos las galletas. No deben quedar grandes ni tampoco muy pequeñas.

A continuación esparcimos el chocolate por encima de las galletas, removemos y lo vertemos en un molde. Antes de meterlo en el congelador, prefiero dejar que endurezca un poco el chocolate, así que lo dejamos unas horas en la nevera.

¿Veis que rápido y sencillo es? Y lo mejor, que está tan delicioso…

PALMERITAS DE HOJALDRE

No necesita mucha presentación porque todo el mundo las conoce. Un tentempié de lo más simple y delicioso para cualquier momento del día. Crujientes por fuera y tiernas por dentro.

Hojaldre + Azúcar

Colocamos papel sulfurizado sobre la encimera y seguidamente la plancha de hojaldre. Echamos encima el azúcar generosamente y presionamos con las manos para que el azúcar se pegue. Damos la vuelta al hojaldre y repetimos! Conviene pasar después el rodillo (con cuidado) por cada lado para que se integre bien.

Ahora iremos haciendo pliegues, ¿Cómo? Dividimos la masa en dos partes sin cortar, solo señalamos y haremos el primer pliegue. Cogemos la masa por las esquinas y las llevamos al centro. Después el lado opuesto. Apretamos con las manos un poco y repetimos sobre las mismas. Lo haremos dos veces hasta que la masa quede en una tira no muy ancha, como de 2 a 3 centímetros. Ahora cortaremos verticalmente varios trozos de la masa aproximadamente del tamaño del dedo (1 cm). Se meten en el frigorífico unos diez minutos ya que el hojaldre necesita estar muy frío antes de meter al horno para crear un contraste de temperatura.

Mientras, lo encendemos y subimos a 200 grados con calor arriba y abajo. Abrimos un poco la masa por la parte de arriba y la colocamos en la bandeja de horno. Como suben mientras se cocinan, no las pongáis muy cerca unas de otras. Se harán aproximadamente en 15 minutos. Cuando estén listas, se dejan enfriar en la rejilla.

A disfrutar!

BOCADITOS DE NATA

Los dos ingredientes son muy importantes para esta receta. Uno de ellos es la harina, tiene que ser harina leudante, especial para repostería. Para quienes no la conozcáis es harina con levadura o aditivo leudante, por eso se llama así. El otro de los ingredientes es nata o crema de leche. Utilizaremos 300 gramos de cada uno.

Se mezcla todo en un bol hasta formar una masa. Se cubre con papel film y se deja reposar en la nevera una hora.

Espolvoreamos la encimera con un poco de harina para que no se pegue, mezclamos bien y le damos la forma que queramos. Para los más peques podéis usar moldes de lo más divertidos, como animales, plantas, coches o personajes de Disney. Yo suelo comprarlos en amazon, pero tenéis cantidad de sitios donde adquirirlos.

Metemos en el horno a 180 grados una media hora aproximadamente. Sacamos cuando estén doradas y a enfriar.

Si las prefieres saladas, puedes sustituir la nata por queso crema.

BARRITAS DE CHOCOLATE Y LECHE CONDENSADA

Una receta para los más golosos! Y eso que yo no lo soy tanto, pero a este, no puedo resistirme. Solo se necesita pepitas de chocolate y leche condensada.

Esta receta se la dedico a mi amiga María. La persona más golosa que conozco y que le pierde el dulce. Cuando preparo algún postre y se lo cuento, me dice… pero ¿porque me lo cuentas? Hazlo y tráemelo jajajajaja. María, ahora no tienes excusa para prepararla porque es de lo más sencilla 🙂

Lo primero de todo es derretir el chocolate en el microondas o al baño maría, como en las anteriores recetas. Añadimos la leche condensada y mezclamos. Hay que tener un poquito de paciencia y seguir mezclando para conseguir que la masa espese. Lo irá haciendo según se vaya enfriando.

Cuando esté lista, se coloca en un molde cuadrado o rectangular y se mete unas horas en la nevera.

Sacamos, cortamos como más nos guste y ya las tendríamos listas. Más fácil, imposible!

Ya que me preguntáis muchas veces por los productos que utilizo, os cuento:

Una de las harinas que más me gusta para hacer bizcochos o tortitas, es de la marca My Protein, porque se elabora con copos de avena molidos y tiene varios sabores, así podréis hacer los postres con el sabor que más os guste. Puedes comprar sus productos en la página web. Si preferís no tomar hidratos de carbono, podéis sustituir la harina por proteína whey, también de muchos y diferentes sabores, como naranja, menta, nueces, cheesecake, chocolate blanco, café…. Muchas marcas la tienen, la mayoría muy saludables, pero yo la compro en «My Protein», en Womens Best o en Amazon.

Para l@s que os gusta cuidaros, no queréis engordar o estáis a dieta, os pasaré estas mismas recetas en versión Fit.

¿Tenéis alguna receta más con 2 ingredientes? Si es así, espero me la enviéis para probar a hacerla.

Si os ha gustado alguna receta, suscríbete para no perderte ninguna.

Besos familia!