Hoy quiero compartir con vosotros una receta súper popular, «Ensaladilla rusa», pero en esta ocasión con un toque diferente. En lugar de hacerla con atún, la haré con pollo. Irresistible! Es la versión rumana, llamada «Biof», de nuestra ensaladilla.

Ingredientes:

6 Patatas medianas

2 Pechugas de pollo

3 Zanahorias

3 Huevos

 

Guisantes 100 gr

Mayonesa al gusto

Sal

Pimienta

¿Cómo se hace la Ensaladilla Rusa?

En una olla ponemos a cocer el pollo con agua y sal. Cuando esté listo se deja enfriar, se desmenuza y se reserva. Mientras, en otra, las patatas y las zanahorias (con piel y en abundante agua), acordándonos de sacar antes los guisantes y las zanahorias ya que tienen menos tiempo de cocción. Una vez frías, se pelan y se cortan en cuadrados pequeños, más o menos de la misma proporción. En otra, vamos cociendo los guisantes.

Por otro lado, hervimos los huevos alrededor de 10 minutos, dependiendo del tamaño y posteriormente, cuando estén fríos, los añadiremos en dados junto a las patatas, las zanahorias y los guisantes. Finalmente incorporamos el pollo, la mayonesa, que siempre soy partidaria de hacerla en casa, sal y pimienta al gusto.

Si os tomáis la ensaladilla sobre un trozo de hojaldre, vais a flipar de lo rico que está!!!

¿Cómo hacer mayonesa casera?

Es tan simple y queda tan rica…

Se casca el huevo en un vaso batidor, se agrega sal, zumo de limón y una considerable cantidad de aceite (a mí me gusta el de girasol que es más suave). Introducimos la batidora hasta el fondo y sin moverla se bate a velocidad media hasta que emulsione. Es, en ese momento, cuando poco a poco podemos moverla suavemente hasta que esté hecha.

Si no puedes comer huevo o simplemente no te gusta, puedes sustituirlo por leche.

En cuanto a las cantidades, yo lo hago un poco a ojo porque no todos los huevos son iguales y de esto, dependerá el aceite que uses, así crearemos la textura adecuada.

Se conserva varios días en la nevera, unos cinco aproximadamente, si se guarde en recipientes herméticos y no la consumas de una sola vez. Siempre es preferible guardarla en varios tarros pequeños y no uno grande para que se mantenga mejor.

¿Cómo evitar que se corte la mayonesa?

Si la haces con huevo, que sea fresco. Evita que esté muy frío, así que debes sacarlo un rato antes de la nevera, al igual que el resto de ingredientes. Es preferible que estén todos a temperatura ambiente.

Otro truco es añadir el aceite poco a poco sin parar de mezclar porque se corta por exceso.

Batir siempre suavemente, si se hace de forma brusca, se cortará seguro.

Si a pesar de todo se corta, no os preocupéis, podréis arreglarla echando un poco de agua.

Consejos

Cuidado con la mayonesa, es mejor ir agregando poco a poco y quedarse corto, que no pasarnos y se eche a perder la ensaladilla.

El tema del aceite para la mayonesa, es otro cantar, porque es cuestión de gustos. Hay quién utiliza el de girasol, como yo, porque es más suave. En cambio a otros les gusta más fuerte, así que lo cambiaremos por aceite de oliva virgen extra, y después hay gente que los mezcla. La verdad que es ideal porque no queda ni muy suave ni muy fuerte, es más difícil que se corte al emulsionar mucho mejor. Si se hiciera de esta forma, lo primero que se agraga será el aceite de oliva e incorporaremos poco a poco el de girasol.

A la hora de mezclar los ingredientes, habrá que remover despacio para no machacar las patatas y evitar que quede un puré.

Y a tí, ¿cómo te gusta la ensaladilla rusa? Si te ha parecido interesante el artículo, suscríbete para no perderte ninguna receta.

Besos familia!