Eso llamado amor! Ay chic@s… Qué concepto tan difícil de definir, ¿verdad? Algo tan complejo y contradictorio, pero a la vez, tan fascinante y poderoso…

¿Qué buscáis en el amor, Química o Alquimia? Quienes buscan química, son científicos del amor, es decir, están acostumbrados a la acción y a la reacción, mientras que las personas que encuentran la alquimia, son artistas del amor, crean constantemente formas de amar. Los químicos tienen necesidad de amar, mientras que los alquimistas lo hacen por elección. La Química muere con el tiempo y la Alquimia nace a través de el. La Química ama el envase, la Alquimia el contenido. La Química sucede, la Alquimia se construye. Todos buscan Química pero algunos encuentran la Alquimia. La Alquimia reúne lo que la Química separa. La Alquimia es el matrimonio y la Química el divorcio. Construyamos relaciones conscientes, pues la Química siempre nos hará envejecer el cuerpo, mientras la Alquimia nos acariciará desde adentro.

Dijo un maestro a sus alumnos…

Y tú, ¿Con cual te identificas?, ¿Buscas la química o encuentras alquimia en tus relaciones de pareja?

¿QUÉ ES EL AMOR?

Aunque a veces nos hace perder el sentido de la realidad, el amor es valentía, pasión, inspiración, motivación, comunicación, paciencia, perseverancia, energía, entrega, aprendizaje, esperanza, confianza.

Algo también que nos da miedo porque no lo manejamos a nuestro antojo. Como decía Einstein: «El amor revela y desvela». Freud  describió el enamoramiento como un estado de locura transitoria, porque cuando nos enamoramos, enloquecemos.

Todo es muy bonito cuando empezamos una relación e idealizamos a esa persona que tanto nos gusta. Craso error!!! Porque atribuimos a la otra persona cualidades excesivamente positivas, y posiblemente alguna de estas cualidades las tenga, pero no os paséis… No les conocemos lo suficiente. No les coloquemos en un pedestal tan fácilmente, se lo tienen que ganar!!! La gente no valora lo que no le cuesta conseguir.

Tampoco hay que idealizar porque sí. Cada uno es como es, con sus cosas buenas o malas, como todo el mundo. No debemos pensar que son perfect@s, no nos engañemos, porque aparte de que ninguno lo somos, cuando nos demos cuenta de la realidad, pasará de ser un príncipe azul a un sapo.

¿QUÉ NO ES AMOR?

Cuando se convierte en algo tóxico, en codependencia, en obsesión, en posesión, celos, manipulación, desconfianza. Cuando es irracional.

Yo creo que la mayoría de las personas, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido una relación tóxica. Yo, que he vivido muy de cerca el tema de los celos y no puedo con ellos, deciros que nunca son buenos, son un claro ejemplo de inseguridad. Demuestran inmadurez y una actitud posesiva. Si existe confianza, ¿para que tenerlos?. Si te ponen los cuernos y no te enteras, como no te enteras y no sufres, te da igual. Y si te lo cuentan o lo averiguas, ya sabes lo que tienes que hacer, salir de ahí inmediatamente! No se puede vivir con la mosca detrás de la oreja. Además, soy de las que pienso, que la persona que lo hace una vez, lo hará más.

Cuando creáis que es el momento de dejar ir, dejadlo ir! No siempre lo hacemos cuando deberíamos.

NO, A UN AMOR IMPOSIBLE

No, porque nos acabará enterrando. No queremos dramas de telenovela.

Normalmente, las personas somos egoístas por naturaleza, estamos condicionados a un interés personal. Y no es malo! Si no nos valoramos y respetamos nosotr@s mismos, ¿Quién lo hará? Dejar atrás nuestra vida por la de otra persona, no debería ser nunca una opción.

Hay cantidad de amores imposibles, ya sea por egoísmo, deslealtad, distancia, culturas diferentes, amor no correspondido, miedo a sentirse solos… Y no harán más que crear desilusión, impotencia o frustración.

Una de mis mejores amigas siempre me dice… «El amor es devoción» y es cierto, porque para sentir amor, hay que dar amor. Si no hay equilibrio, si tiene madurez emocional cero, si no sabe lo que quiere, huye! No, a los culebrones malos.

“Nunca por encima de ti, nunca por debajo de ti, siempre a tu lado.” Walter Winchell

EL AMOR LO PUEDE TODO, O TODO LO CONTRARIO

El amor lo puede todo cuando es amistad, cariño, confianza, complicidad, conexión, dedicación… En definitiva, cuando hay estabilidad emocional, buen rollo! No cuando se convierte en sufrimiento, decepción, malestar, miedo, rechazo. Realmente, ¿sabemos amar, o tenemos miedo al amor?

¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO AL AMOR?

Porque siempre se corre un riesgo, porque en algún momento hemos tenido una mala experiencia y nos han hecho sufrir, porque nos hace vulnerables, por miedo a lo desconocido, al cambio. Porque a veces, la felicidad implica dolor, porque un nuevo amor puede abrir heridas del pasado, por pensar que nos puedan limitar o controlar nuestra vida. Ponemos barreras para no ser lastimados.

¿PODEMOS CAMBIAR?

Pues claro que sí, que podemos cambiar, y aunque solo modificaremos determinados comportamientos o rasgos de nuestra personalidad, porque nunca se cambia del todo, no lo haremos si nos sentimos forzados. Por mucho que queramos, esta transformación vendrá dada por un deseo personal. Así les conocimos y así nos conocieron.

Aceptémonos como somos y si queremos cambiar algo, que sea para hacernos crecer.

Debemos querernos, valorarnos y respetarnos. Nunca conformarnos!

«Los ríos no beben su propia agua, los árboles no comen sus propios frutos. El sol no brilla para sí mismo, las flores no esparcen su fragancia para sí mismas. Vivir para otros es la regla de la naturaleza. La vida es buena cuando tú estás feliz, pero la vida es mucho mejor, cuando otros son felices ¡POR CAUSA TUYA! Nuestra naturaleza es el servicio. QUIÉN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR».

Si te ha gustado el artículo, suscríbete para no perderte ninguno.

Besos familia.