Hoy quiero contaros mi experiencia con la manicura semipermanente hecha en casa.
Para las que no la conozcáis, que seguro sois pocas, os cuento:
Se realiza con unos esmaltes especiales, que se aplican igual que los de toda la vida, pero que cada capa se seca en una lámpara que sella el color. El proceso de aplicación es un poco más largo que la manicura convencional pero merece la pena ya que dura aproximadamente 3 semanas.
Esta técnica de esmaltado no daña las uñas, puesto que no es necesario limar ni desgastar la superficie, pero hay que tener en cuenta, que no todos los esmaltes semipermanentes secan en las lámparas UV o LED, así que asegúrate, antes de comprarlo, de elegir el adecuado al tipo de lámpara que tienes.
He de decir, que este tipo de esmalte es más caro que el tradicional, pero también dura mucho más tiempo.

Yo opto por las lámparas LED, que no son peligrosas para la piel como pueden ser las UV, ya que no utilizan rayos ultravioleta y secan mucho más rápido (Las LED tardan 30 segundos en cada capa, mientras que las UV, 3 minutos).

Beneficios de la lampara LED

Consume mucho menos energía. Es de luz fría y no produce calor. No es necesario cambiar bombillas como sucede con las UV y tiene una vida útil de aproximadamente 10 años. Es algo más cara pero, como veis, muchísimo mejor y siempre te gastarás menos que en un salón de belleza.

También existen geles de color, pero estos solo los recomiendo para las que tengan mucha experiencia.

¿Cómo se hace la manicura semipermanente?

1. Se lima la uña y se retiran las cutículas.
2. Se puede limar un poco la superficie de la uña para quitar el brillo natural pero no es imprescindible.
3. Aplicar con una toallita el liquido limpiador para quitar la grasa o suciedad que pueda tener la uña.
4. Fijamos con el primer que es un líquido adherente, intentando que no sobresalga de la uña.
5. Se aplica una capa de Gel Base que curaremos en la lámpara durante 30 segundos y seguidamente el esmalte de color que más nos guste, repitiendo el mismo proceso y duración.
6. Aplicaremos una segunda capa de color, que no es obligatorio pero sí aconsejable, puesto que quedará mucho más vivo y uniforme. Curaremos durante un minuto en esta ocasión.
7. Añadiremos el «Top Coat» que es lo que sella el color y da ese brillo tan característico. Con 30 segundos es suficiente.
8. Finalmente volveremos a usar el liquido limpiador para quitar la grasa que da el Top Coat.
Si sobresaliera algo de esmalte fuera de la uña, os aconsejo lo quitéis con un palito de naranjo antes de curarlo en la lámpara, ya que primero, será complicado hacerlo desaparecer y segundo, puede levantarse el esmalte una vez terminada la manicura.

¿Cómo se elimina?

Muy Fácil!
Envolvemos las uñas con un algodón empapado en acetona (tiene que ser pura) o «Remover» (líquido especial) y papel de plata. Las dejamos 20 minutos y listo! Si no se va totalmente el esmalte, se retira con un palito de naranjo. No levantéis la uña, solo el esmalte porque de lo contrario se dañará. Después de este proceso conviene poner un aceite hidratante.
Si hacéis este tipo de manicura frecuentemente, conviene que dejéis descansar las uñas de vez en cuando ya que tienen que respirar.

Yo prefiero unas capsulas que se llaman «Nail soaker removers».
Sirven para eliminar el esmalte de forma mucho más fácil que con la plata. Solo tienes que llenar cada una con acetona o remover y dejar las las uñas dentro durante 15/20 minutos. Son maravillosas, además de cómodas y baratas. Se encuentran muy fácilmente en tiendas online como Ebay o Amazon.

Nail soaker

Podéis comprar kit completos con todo lo necesario, pero yo prefiero por separado, es más barato y no siempre utilizo todo lo que viene, pero para quién esté interesada, lo tiene la firma «SensatioNail» o «Red Carpet» entre otras.

Antiguamente era realmente dificil encontrar una lámpara, pero hoy en día es tan fácil que podéis comprarla en la mayoría de centros comerciales o por internet. Lo ideal es que tenga 36W.

MARCAS ESMALTES
Os informo de las diferentes marcas que hay en el mercado y cuáles me gustan más.
– Gelish de Harmony: Esta marca es una de mis favoritas, espectacular la textura y el acabado, además tiene una amplísima gama de colores.
– CND Shellac
– Opi
– Gellak de depend
– I Lak de Peggy Sage

Cuando no dispongo de mucho tiempo lo compro online en esta web xgel. También tienen lámparas LED a muy buen precio, capsulas quitaesmalte y todo lo necesario para una manicura completa. La versión Low Cost la tienes con «Essence«.

No necesitas tener mucha experiencia, así que ¿a qué esperas? Disfruta de una manicura semipermanente perfecta desde casa.

Un gran vestido, un toque de perfume, la manicura perfecta y lista para romper!

«El único momento en el que las mujeres somos débiles, es cuando tenemos las uñas recién pintadas»

Besos familia!