Hoy os hablaré de El Sol. Una carta preciosa porque es súper positiva. Junto con El Mundo, una de las más poderosas del Tarot.

Venimos de la oscuridad y la incertidumbre con LA LUNA, para llegar a la claridad y verdad que nos da El Sol. Desprende luz, no tan intensa como LA ESTRELLA, lo que provee de paz, entusiasmo y buena suerte.

Es un arcano que cambia tu vida por completo en todos los aspectos.

SIGNIFICADO

Es una carta que nos habla de felicidad, éxito, energía, armonía, amistad, unión, nacimiento, regalo, celebración, fama, fortuna, vitalidad, fuerza, tranquilidad, perdón, reconciliación. En definitiva, la alegría de vivir.

Si describe a una persona, es sincera, amable, extrovertida, comunicativa, alegre, noble, positiva, honesta, generosa y altruista. Quédate con ella porque traerá cosas buenas a tu vida.

Un momento ideal para el trabajo, ya que casi siempre indica reconocimiento. Puede ser un nuevo empleo, negocio o nuevos proyectos, un buen momento para invertir. Si no se tiene trabajo, llega una oportunidad laboral. También nos puede hablar de un aumento económico, un dinero extra o una herencia.

Si tu pregunta es sobre una relación, será estable y duradera. Puede significar matrimonio. Si no se tiene pareja, aparecerá una nueva.

Aunque esta carta es bastante positiva, también puede venir mal aspectada si se combina con cartas negativas, pudiendo significar arrogancia, vanidad, egoísmo, inseguridad, disputas, soledad o infelicidad.

SIMBOLOGÍA

En la imagen vemos a un niño desnudo (significa inocencia y libertad), que lleva una corona (símbolo de triunfo), montando en un caballo blanco (pureza) y sujetando un estandarte de color naranja (vida, renovación y energía). Se siente confiado, ya que sus manos están libres, sin riendas, feliz y resplandeciente.

Detrás un muro gris (estabilidad) donde crecen girasoles (alegría). En el cielo, alumbra un enorme sol con rostro humano, lo que indica logros, metas.

Astrológicamente se le relaciona con el signo de Leo, con el elemento fuego y con el invierno.

Su número es el 19, se asocia con el equilibrio, la perfección. Son  personas de éxito. Si lo sumas se convierte en el número 10 y si lo haces de nuevo dará 1, lo que habla de nuevos comienzos, unidad, creatividad e independencia. Personas pasionales, con carácter fuerte y gran capacidad de liderazgo. Viven con gran intensidad.  También el número 1 lleva la energía de EL MAGO.

El 9 es un número muy espiritual, que simboliza los sueños, la luz interior, como la energía de la carta de EL ERMITAÑO. Habla de esperanza, optimismo, generosidad, intuición y sinceridad. Personas románticas y emotivas.

El 19 es un número kármico, ¿Qué significa? Que arrastras un karma de vidas anteriores, algo que no se hizo bien en su momento, pero, que ahora, en esta vida tienes la oportunidad de reparar. ¿Cómo sabes si lo posees? Por la reducción de la fecha de nacimiento. Lo hablé en un anterior post sobre LOS NÚMEROS MAESTROS. Ya hablaré de ellos en otro artículo ya que es un tema muy interesante.

El consejo de este arcano es el de disfrutar de cada momento al máximo.

“Cuando eres luz, nadie puede hacerte sombra” Sara Buho.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete para no perderte ninguno.

Besos familia!